Ley de Sismos y Catástrofes

A continuación se analizan brevemente los alcances de las disposiciones contenidas en la Ley de Sismos y Catástrofes para efectos de la elaboración, tramitación y aprobación de instrumentos de planificación territorial (Plan Regulador Comunal).

Promulgada el 26.07.1965 (D.O. del 28.07.1965), la Ley 16.282 tiene por principal objetivo fijar disposiciones para casos de sismos o catástrofes y establecer normas para la reconstrucción. Fue emitida producto del terremoto de La Ligua, el cual ocurrió el 28 de marzo de 1965, tuvo una magnitud de 7.4° y afectó principalmente localidades de las regiones de Coquimbo y Valparaíso, generando altos porcentajes de daño estructural en las edificaciones. Dada las consecuencias del hecho, se dispone por primera vez la creación de una oficina para abordar emergencias.

Esta Ley permitió la posibilidad de que el Presidente de la República, través de decretos supremos, dicte normas de excepción que ayuden a resolver de manera más expedita los problemas derivados de la catástrofe.

Mediante el D.S. N°104 de fecha 28.01.1977 (D.O. 25.06.1977) del Ministerio del Interior se fija el texto refundido, coordinado y sistematizado del Título I de la Ley 16.282.

Del análisis de las disposiciones contenidas en el artículo 27 de la Ley N°16.282, es posible concluir lo siguiente:

i. Establece un procedimiento simplificado tendiente de la aprobación de planes reguladores, seccionales o modificaciones de los mismos, tanto de nivel comunal como intercomunal o metropolitano. El objeto de estos planes es la necesidad de:
– Resolver las dificultades originadas por sismo o catástrofe
– Implementar el plan de reconstrucción regional o municipal.

ii. Estos planes serán aprobados por Decreto Supremo del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, lo que implica que deben considerar toma de razón por parte de Contraloría General de la República.

iii. Previo a su aprobación por parte del organismo encargado de su elaboración, deberán contemplar una exposición al público por al menos 30 días, plazo dentro del cual se podrán recibir, de parte de cualquier interesado, observaciones o comentarios sobre el proyecto.

iv. Los antecedentes mínimos que conformaran el proyecto de Plan serán:
Memoria Explicativa, que incluirá un estudio de riesgos
Ordenanza, conteniendo disposiciones reglamentarias sobre materias relacionadas directamente o indirectamente con la catástrofe o planes de reconstrucción.
Planos

v. No se requerirán aprobaciones o pronunciamientos de otros organismos del Estado.

vi. El plazo máximo para ingresar al Ministerio de Vivienda y Urbanismo las solicitudes de aprobaciones de planes o sus modificaciones es de 2 años, contado desde la declaración de zona de catástrofe, el cual se podrá prorrogar por una sola vez por igual período mediante decreto supremo.

ESTUDIO DE RIESGOS Y ACTUALIZACIÓN DEL PLAN REGULADOR COMUNAL DE DIEGO DE ALMAGRO

Provincia de Chañaral, Región de Atacama

Elegant Themes

Lorem Ipsum